Tour por Valle de Guadalupe

—Descubriendo esta gran zona vinícola

   

Por Foodie GDL - hace 1 mes 3 semanas | 2021-10-03.  


¡Hola, Foodies! En esta ocasión nos dimos una vuelta por la zona vinícola de Valle de Guadalupe. Un destino con muchas opciones para comer y disfrutar sus grandes paisajes.

Ninguna aventura empieza con el estómago vacío, así que fuimos directo a desayunar a la cocina de doña Esthela. Todo un must por su comida típica y deliciosa. Solamente recuerda llegar temprano para alcanzar los platillos más solicitados. Mis favoritos fueron los hot cakes de elote y las gorditas de borrego.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-14.47.47

De ahí nos pasamos a la primer vinícola Decantos, que tiene una vista y vinos increíbles. Ahí también tuvimos un tour para conocer más de la producción de vino desde que entra la uva a lavarse hasta que se embotella.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-14.50.04

Para cerrar el día, pasamos a Deckman’s en el Morgor. Un restaurante en medio de un viñedo con comida espectacular y excelentes cocteles.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-14.51.19

Día 2
Comenzamos este día con un brunch en Cuarzo acompañado de mimosas de naranja y berries. Y un desayunos increíbles, mi top: el pan francés, chilaquiles y definitivamente los huevos benedictinos.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-14.53.12

La siguiente parada fue la vinícola Viñas de Garza, donde dentro de la cata de $450 pesos por persona nos incluyeron seis vinos de la casa. Que pudimos disfrutar con una vista espectacular.

El recorrido por las vinícolas no se terminaba y nos pasamos otro tour en Bruma. Donde pudimos conocer tres vinos suyos en la cata. Y ahí mismo pasamos a su restaurante Fauna. Un lugar lleno de experiencias culinarias y sin duda uno de los mejores restaurantes que probamos en Valle. Pedimos el menú de degustación, donde cada platillo experimenta con los sabores para hacerlos extraordinarios. Todo esto gracias al ingenio del chef David Castro Hussong. Aunque puede ser un poco costoso, definitivamente lo vale para una ocasión especial.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-14.54.48

Día 3
El tercer día empezó con el pie derecho en Robleza. Un restaurante campestre con platillos deliciosos como huevos benedictinos y pan francés.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-15.13.01

Ya listos para la aventura, nos pasamos al Cielo Vinícola. Que tiene la particularidad que puedes tomar un tour con un camioncito que te lleva entre los viñedos mientras vas catando sus deliciosos vinos. Si eres amante del vino blanco, Calypso fue uno que particularmente nos gustó mucho.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-15.14.13

La siguiente parada fue la vinícola Solar Fortun, un lugar un poco escondido pero con una atmósfera increíble y con una cocina espectacular. Tomamos la cata de cinco vinos y degustamos unos platillos deliciosos. Mis favoritos fueron los tacos de canasta con vino tinto, la pasta fresca y la coliflor asada marinada en pesto.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-15.15.55

Día 4
En el último día del viaje, emprendimos el camino de regreso con una parada obligada en Ensenada para probar las tostadas de la Guerrerense. Ahí pedimos la tostada de ceviche de erizo con almeja y el paté de pescado.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-15.18.37

Ya en Tijuana, no nos podíamos ir sin pasar a Puerto Nuevo para probar la típica langosta que se acompaña con tortilla de harina, frijoles, arroz, salsa, limón y unas cucharadas de mantequilla derretida. Simplemente delicioso.

captura-de-pantalla-2021-10-03-a-la-s-15.18.57

Para cerrar, antes de tomar nuestro vuelo, paramos en Totol, una pequeña bodega de vino y cerveza, así como unos vinos deliciosos.

Sin duda, Valle de Guadalupe es un gran destino. No importa si vas a probar el vino, comer bien o simplemente admirar un gran paisaje. Este lugar lo tiene y todo y seguramente volveremos pronto por allá.


COMPARTIR

Comentarios de Disqus